top of page
  • Foto del escritorJuan Manuel Encabo

Hámster


No lo recuerdo exactamente, pero creo que era Heidegger el que decía que el humanismo había acabado cuando, luego de la revolución industrial, el hombre había dejado de tener tiempo para preguntarse por su propia existencia.

La omnipresencia de los dispositivos electrónicos y las redes sociales nos mantiene constantemente conectados a eventos globales, noticias, opiniones y entretenimiento. A menudo, nos encontramos inmersos en un flujo interminable de notificaciones, mensajes y actualizaciones que nos distraen de nuestro propio mundo interior. Esta sujeción a la conectividad digital puede alejarnos de la reflexión introspectiva, una práctica esencial para comprendernos a nosotros mismos y nuestro lugar en el mundo. ¿Qué pasaría si de repente nos encontramos encerrados en una habitación vacía de paredes blancas?

Noche de sábado lluvioso en Buenos Aires. El Belisario se esconde entre las marquesinas gigantes de calle Corrientes y, detrás de su pequeña entrada, espera toda la mística del teatro independiente. En este rincón del mundo teatral, los artistas son los auténticos arquitectos de sus sueños escénicos, libres de las limitaciones impuestas por grandes producciones y expectativas comerciales. El teatro independiente es un espacio donde florece la pasión y la originalidad. Cada obra es una declaración de libertad artística, un acto de valentía que busca conectarse con el público de una manera íntima y auténtica. Aquí, los actores, directores y dramaturgos se convierten en narradores de historias que desafían, provocan y emocionan.

«¿Qué tengo que querer para salir de acá?» Una simple pregunta puede ser el punto de partida para una experiencia escénica única. Esto es, precisamente, lo que logra Hámster, una obra que desafía nuestras percepciones y nos sumerge en un viaje emocional y conceptual profundo.

Dirigida por la talentosa Julia Muzio, la obra se desarrolla en un escenario minimalista, donde la protagonista se enfrenta a la austeridad de un espacio en blanco absoluto. El público se encuentra en medio de esta experiencia desde el momento en que toma asiento, sumergido en la inquietante atmósfera que se pretende crear.

La protagonista es arrojada a esta habitación vacía sin ninguna explicación. El público se convierte en testigo de su desesperación, su confusión y, finalmente, su transformación a medida que lucha por dar sentido a su encierro. La obra explora de manera hábil las reacciones humanas ante la incertidumbre, el aislamiento y la búsqueda de significado en un mundo aparentemente sin sentido.

La producción utiliza recursos visuales y sonoros de manera tan ocurrentes como cruciales: la iluminación crea un ambiente que evoluciona constantemente, desde la claridad cegadora hasta la penumbra opresiva, creando personajes que jugaran un rol importantísimo en la historia. La música y los efectos de sonido añaden capas de emoción a la experiencia e intensifican la sensación de angustia y esperanza a lo largo de la obra.

Lo que realmente destaca en Hámster es la capacidad de la protagonista para provocar reflexiones profundas en el público. La destreza de Luisina Di Chenna para estar una hora en escena sin dejar de moverse, reproduciendo monólogos y diálogos extensos sin ningún traspié, mutando de emociones a cada segundo es realmente cautivadora.

La pregunta inicial, simple en apariencia, se convierte en un punto de partida para una exploración existencial que nos lleva a cuestionar nuestra propia existencia, nuestras relaciones y nuestras conexiones con el mundo que nos rodea. La obra nos enfrenta a la vulnerabilidad humana, a la lucha por el sentido y a la importancia de la conexión emocional en un mundo cada vez más aislado. Hámster no solo nos hace preguntar qué pasa en una habitación vacía de paredes blancas, sino que también nos invita a explorar nuestras propias respuestas a esa pregunta en la habitación blanca y vacía de nuestra propia conciencia.


Ficha de la obra

Actúan: Luisina Di Chenna

Vestuario: Alfiler De Gancho Vestuarios

Escenografía: Bmax

Música original: Luis Sticco

Diseño gráfico: Diego Feijoo, Andrés Kyle

Asistencia: Paula Lares

Community Manager: Patitoariel

Producción general: Luisina Di Chenna

Dirección: Julia Muzio

Web: http://www.hamsterteatro.blogspot.com

BELISARIO CLUB DE CULTURA

Av. Corrientes 1624 (mapa)

Capital Federal - Buenos Aires - Argentina

Teléfonos: 4373-3465

Web: https://www.facebook.com/belisarioclub

188 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page