© 2017 Nuria Gómez Belart 

Como si pasara un tren

16.10.2016

Se dice que no hay nada más difícil y conmovedor para un padre que el ver crecer a su hijo.

 

Como si pasara un tren, de Lorena Romanín, es una comedia dramática que aborda la difícil relación de una madre, Susana —en la piel de Silvia Villazur—, y un hijo, Juan Ignacio —en la piel de Guido Botto Fiora—. Ella lo sobreprotege porque él tiene un retraso madurativo, pero esa sobreprotección se vuelve asfixiante.

 

La llegada de Valeria, la sobrina de Susana —Luciana Grasso— lo cambia todo. La mirada de alguien ajeno a la práctica cotidiana entre ellos, el trato diferente por no conocer toda la historia, hacen que Valeria aliente a Juan Ignacio a hacer aquello que tenía censurado, y le da el impulso necesario para enfrentar a su madre.

 

Como si pasara un tren es una preciosa obra de aprendizaje, donde los errores se convierten en una forma constructiva de ser mejores y las equivocaciones se reparan por el amor de la familia.

 

Ficha de la obra
Dramaturgia: Lorena Romanín
Actúan: Guido Botto Fiora, Luciana Grasso, Silvia Villazur
Vestuario: Isabel Gual
Escenografía: Isabel Gual
Diseño de luces: Damian Monzon
Realización escenográfica: Estudio Werkplatz
Asistente de producción: Nicolás Sorrivas
Asistencia de dirección: Nicolás Sorrivas
Prensa: Carolina Alfonso
Coreografía: Juan Branca
Dirección: Lorena Romanín
EL CAMARÍN DE LAS MUSAS – Mario Bravo 960
Reseña: Nuria Gómez Belart

 

Esta reseña se publicó el 16 de octubre de 2016 en La Cazuela

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload