© 2017 Nuria Gómez Belart 

Flores sobre el orín

21.10.2016

«Veinticinco millones de argentinos jugaremos el Mundial. Mundial, la justa deportiva sin igual». Difícil de olvidar esa estrofa que se cantaba por todo el país durante los extraños días de junio de 1978.

 

Flores sobre el orín, escrita por Alejandro Modarelli y dirigida por Jesús Gómez, es la historia de una minoría atacada y perseguida en los tiempos de «reorganización nacional», sobre todo al momento de recibir a los turistas de todo el mundo que venían para ver la XI Copa.

 

Lissette, La Turca y muchas chicas más se resistían, algunas aliándose con la policía, como la protagonista con Albano, un agente de moralidad que tiene a su esposa embarazada, pero que, tras quedar en disponibilidad, encuentra su medio de vida en las teteras, donde rendían culto al Eros porteño.

 

Travestis, transexuales, maricas, todos eran considerados pervertidos sexuales y, por lo tanto, eran una suerte de tumor que había que extirpar de la sociedad. Al menos así, lo veían los agentes de «moralidad», que deambulaban acechantes por los baños de las estaciones de trenes, esperando encontrar algún «pervertido» a quien pudieran someter (a veces, sexualmente) y encerrar para que no continuara enfermando a la sociedad argentina.

 

El placer, los carnavales secretos, la vida puertas adentro contrasta con los interrogatorios, las averiguaciones de antecedentes, las lágrimas, la falta de comprensión. Orgías, silencios, dobles vidas, engaños, Flores sobre el orín presenta un entramado complejo de manifestaciones artísticas en una estructura abierta: danza, canto, teatro, cine que exponen con crudeza la confusión de una nación que se preocupaba por una apariencia de refinamiento y tradición que se caía por su propio peso.

 

Ficha de la obra
Autoría: Alejandro Modarelli
Actúan: Agustin Cuomo, Carlos Donigian, Andrés Greaven, Alejandro Levin, Gerardo Mel, José Postorivo, Eduardo Raffa, Alcira Serna, M, Owen Toledo, Javier Torres Dowdall
Vestuario: Leonardo Pizzuto, Verónica Rey
Escenografía: Verónica Rey
Iluminación: Jesús Gómez
Pelucas: Leonardo Pizzuto
Maquillaje: Leonardo Pizzuto
Realización de escenografía: Agustina Filipini
Video: Christian Chapi
Música: Marcelo Pablo Katz
Operación de luces: Natalia Bianchi
Asistencia de dirección: Natalia Arcidiácono
Colaboración artística: Roberto Giovanetti
Coreografía: Roberto Giovanetti, Marcela Robbio
Dirección: Jesús Gómez
LA RANCHERIA – México 1152

 

Esta reseña se publicò el 20 de octubre de 2016 en La Cazuela

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload