© 2017 Nuria Gómez Belart 

Estaciones

16.5.2016

Desde los tiempos de Penélope, la mujer fue asociada al tópico de la espera. Quizá se explique por la paciencia, por el rol femenino en la historia, por la razón que fuere, las mujeres han sabido esperar y han resistido los peores embates en ese tiempo intermedio.

 

Mirta Katz, inspirada en el trabajo de la gran maestra Alicia Zanca, creó un personaje en el que se conjugan las voces de grandes autores: Tennessee Williams, Federico García Lorca, Cocteau, y tantos otros más. Se trata de una mujer que escapa ante una situación que la supera, llega a una estación y pierde el tren.

 

Ante un reloj y un banco de estación, con lo poco que tiene de equipaje, evoca sus amores y realiza un viaje a través de parlamentos emocionantes del teatro universal. Las estaciones del pasado se suceden hasta llegar a la encrucijada del presente: a veces, partir no es más que un grito desesperado; a veces, la ausencia mueve a reencontrarse con aquello que se ama.

 

Las Estaciones son el espacio donde la espera, las lágrimas por quienes partieron y los encuentros, reales o figurados, se vuelven protagonistas de una dulce metáfora sobre los lazos de amor que nos unen a los demás.

 

Ficha de la obra
Dramaturgia: Jimena Canido, Mirta Katz
Actúan: Mirta Katz, Leonardo Sandoval
Diseño de vestuario: Mirta Katz
Realización de vestuario: Blanca Martínez
Sonido: Andrés Dardick
Entrenamiento vocal: Dalila Real
Asistente de producción: Camila Colautti
Prensa: Tehagolaprensa
Arreglos musicales: Juan Rivero
Dirección: Leandro Rosati
LA VIEJA GUARIDA – Guardia Vieja 3777

 

Esta reseña se publicó el 16 de mayo de 2016 en La Cazuela

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload