© 2017 Nuria Gómez Belart 

Prueba y error

4.4.2016

Alguna vez alguien dijo que la clave del aprendizaje reside en animarse a cometer errores. Lo impredecible es lo que nos recuerda que estamos vivos y nos propone desafíos constantes, sobre todo, en lo que se refiere a los lazos afectivos.

 

Nadie sabe cómo se debe actuar, ni cómo decir algo que provoca emociones fuertes. Nada es lo suficientemente estable como para que se puedan calcular con precisión las consecuencias de nuestras conductas. De eso se trata Prueba y error, de Juan Pablo Gómez, pieza teatral que se presenta todos los jueves en Timbre 4.

 

Se trata de la historia familiar de una chica que apenas está saliendo al mundo, hija de un artista incomprendido y de una mujer que prefiere esconderse en el alcohol, escaparse de todo y que no sabe qué hacer con su vida. El entorno se enrarece en la medida en que avanza la trama, y la historia se complejiza entre los vínculos amorosos que se sostienen por la apariencia y los que se crean por necesidad.

 

Resulta muy interesante el tratamiento del espacio y de las atmósferas. Llevadas por personajes fantasmas, desde ángulos intimistas, escenas recortadas se iluminan en movimiento, a la vez que se componen los escenarios con el constante acomodar de objetos. Nada es estable.

 

El conflicto reside en la angustia eterna que provoca esa inestabilidad en los vínculos, en el espacio, en los deseos, en la palabra, y, desde esa perspectiva, Gómez desnuda la verdad de aquello que caracteriza, en parte, la naturaleza humana: la pregunta por la identidad y el temor a asumir los riesgos que implica concretar los anhelos. Se trata de una exploración dramática sobre las relaciones interpersonales, una ficción que lleva al público a pensar sobre la responsabilidad con que se asume el error potencial, cuando se está condenado por la parálisis de la inacción.

 

Ficha de la obra
Dramaturgia y dirección: Juan Pablo Gómez
Actúan: Patricio Aramburu, Anabella Bacigalupo, Nahuel Cano, Luna Etchegaray, Alejandro Hener
Participación: Verónica Pellaccini
Vestuario: Paola Delgado
Diseño de espacio: Cartonero Gondry
Diseño de luces: Matías Sendón
Realización escenográfica: Leonardo Ruzzante
Realización De Herrería: Ernesto Sotera
Música original: Santiago Torricelli
Asistencia general: Manon Lila Cotte, Gastón Exequiel Sánchez
Asistencia En Coaching: Marcela Padvalskis
Asistencia de dirección: Anabella Bacigalupo, Jennifer Permuy
Producción: Cartonero Gondry, Paloma Lipovetzky
Colaboración artística: Lucía Di Salvo
Colaboración coreográfica: Celia Argüello Rena
Coaching actoral: Maria Laura Berch
TIMBRE 4 – México 3554

 

Esta reseña se publicó el 4 de abril de 2016 en La Cazuela

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload