© 2017 Nuria Gómez Belart 

Trescientos millones

22.2.2016

A las cinco de la madrugada, en un día cualquiera del año 1927, una criada española se tiró a las vías del tren que pasaba frente a la casa donde trabajaba. El cronista que registró lo ocurrido supo, por la dueña de la casa, que la joven pasó la noche sentada en el baúl inmigrante y que al amanecer, salió directo a encontrarse con la muerte. Según dicen, quedó rondando en la mente del cronista la imagen de un cuarto pequeño iluminado apenas por una lámpara amarillenta donde una pobre muchacha, sentada en el borde del baúl, pensaba sobre su futuro vacío de esperanzas.

 

Esa triste noticia fue la fuente de inspiración de la primera obra de teatro escrita por Roberto Arlt, quien, por entonces, trabajaba para el diario Crítica. La obra estrenada en 1932 vuelve a la cartelera porteña de la mano de Martín Althaparro, el director de Trescientos Millones, que se presenta en el Teatro del Pueblo, todos los lunes.

 

La obra gira en torno a las divagaciones de Sofía, una sirvienta, quien, en sueños imagina que recibe una herencia de trescientos millones de pesos. Fantasea con los viajes que emprendería, con las aventuras a las que podría lanzarse, la vida plena de riqueza que podría tener. Articulada en dos planos, esta pieza teatral presenta, además de las ilusiones de Sofía, el «tras bambalinas» de los personajes de los sueños, donde se muestran tal cual son y se quejan de las exigencias de los soñadores.

 

Trescientos Millones es una magnífica historia donde son visibles las influencias pirandelianas en Arlt. Emociona y divierte ver a un galán molesto porque lo convocan en sus sueños las mujeres más desagradables, a las muchachas de alta sociedad que se fastidian por tener que interactuar con soñadoras que no comparten su estatus, a un capitán que debe describir infinitas veces lo que los turistas ven desde el barco, a Rocambole, el famoso personaje del prolífico escritor francés del siglo XIX Pierre Alexis Ponson du Terrail. Vertiginosa y disparatada, es una pieza teatral de vanguardia, y con gran belleza este grupo de actores ha sabido traerla a escena con nuestra época.

 

Ficha de la obra
Actúan: Eduardo Avendaño, Marcelo Beltran Simo, Cecilia Cabrera, José Cardozo, Cristian Cimminelli, Ricardo Echezuri, Nora Gut, Laura Ledesma, Nicolas Mascialino, Alicia Naya, Verónica Parreño, Rubén Ramírez, Guillermo María Rosasco, Lucia Steimberg, Aixa Vegezzi
Músicos: Matías Carretero, Sonia Kovalivker
Voz en Off: Osmar Nuñez
Vestuario: Alejandro Guiggi
Escenografía: Alejandro Guiggi
Accesorios: Graciela Balazini, Alejandro Guiggi
Maquillaje: Cecilia Cabrera, Juana Rosasco
Diseño de luces: Claudio Del Bianco
Realización de escenografia: Graciela Balazini, Silvio Rodríguez Molina
Realización de vestuario: Graciela Balazini, Alejandro Guiggi
Audiovisuales: Eclipse Films, Felipe Castro, Facundo Vanoli
Música: Matías Carretero, Sonia Kovalivker
Operación técnica: Gaston Calvi
Efectos Sonoros: Adrián Carretero
Diseño gráfico: Mariano Santalices
Asistencia de escenario: Cecilia Cabrera, Juana Rosasco
Asistencia de dirección: Lorena Lemos
Prensa: Walter Duche, Alejandro Zarate
Producción ejecutiva: Cooperativa Trescientos Millones
Producción general: Cooperativa Trescientos Millones
Dirección de arte: Alejandro Guiggi
Dirección: Martín Althaparro
TEATRO DEL PUEBLO – Av Roque Sáenz Peña 943

 

Esta reseña se publicó el 22 de febrero de 2016 en La Cazuela

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload