© 2017 Nuria Gómez Belart 

Solo un Sueño

14.4.2017

Calderón de la Barca afirmó que La vida es sueño hace unos cuantos años. Lo efímero y lo fugaz del transcurrir de la vida, nos hace sentir, en ciertos momentos, que no hay tiempo que perder y que todo debe realizarse como si esa fuera la única oportunidad.

 

Solo un sueño, de Juan Ignacio de Leonardi, propone una lectura inversa: el sueño de la vida, y, en una sucesión de episodios, personas que le tienen miedo al mundo, personas despreocupadas, prostitutas, madres que son sostén de la casa o que son obstáculo para las relaciones de los hijos, vagabundos, escritoras, psicólogos, enfermos y enfermeros, todos se presentan con sus trastornos, sus obsesiones y sus miserias. 

 

Personajes encarnados por cuatro actores (Octavio Álvarez, Luciana Cury, Camila Sardo Torregrosa y Damián Segovia) deambulan por un espacio surreal y relatan al público el momento de lucidez que los llevó a terminar con aquello que frenaba la acción en sus vidas. La descompresión, como todo lo nuevo, se vuelve impredecible, y las fatalidades se precipitan, así como también las sorpresas.

 

Solo dos elementos se comparten en las escenas: el sueño de cambiar y el encuentro con la posibilidad. Algunos personajes lo abordan desde la desesperanza; otros tienen una visión más positiva del futuro. Todos son parte de un caos ordenado por un impulso superior, como un Deus ex machina, como un personaje borgeano que crea en su pensamiento un mundo y tal vez lo destruya cuando despierte de lo que fue solo un sueño.

 

Ficha de la obra 
Dramaturgia: Juan Ignacio De Leonardi
Actúan: Octavio Álvarez, Luciana Cury, Camila Sardo Torregrosa, Damian Segovia
Diseño de luces: Juan Ignacio De Leonardi
Audiovisuales: Leandro Escobedo
Música: Diego Gonzales Farina
Asistencia de dirección: Natasha Goldman
Prensa: Laura Mathieu
Dirección: Juan Ignacio De Leonardi
ESPACIO CULTURAL URBANO - Acevedo 460

 

 

Esta reseña se publicó en La Cazuela.
 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload