© 2017 Nuria Gómez Belart 

I: Una buena preguntita banal

3.7.2017

 

Preguntar no siempre es bien visto en el entorno. Hay espacios especialmente creados para hacer preguntas, y la constante  es el fastidio de quien debe tener la respuesta justa, amable y correcta para cada interrogante.

 

I: Una buena preguntita banal, de Jean Tardieu, fue escrita en 1955, pero por primera vez se presentó en la Argentina de la mano del gran director George Lewis.

 

En un escenario surrealista, con una estructura de hierro móvil con todos esos elementos que cualquier oficina de informes tiene y que nadie sabe para qué están, dos personajes, en la piel de Diego de Paula y Federico Falasco, interactúan en una metáfora sobre la vida.

 

Un hombre llega con una pregunta urgente, pero debe esperar su turno, a pesar de no haber nadie en la sala de espera. Su interlocutor, el hombre de la oficina de informes, asume infinitos roles hasta poder dar con la respuesta buscada. Indagador e indagado cambian de papeles y se preguntan sobre la nada en un claro descenso espiralado hasta las preguntas existenciales, aquellas que una vez formuladas se manifiestan absurdas, diminutas y banales: ¿Qué hice todo este tiempo? ¿Por qué no habré cumplido mis sueños? ¿De qué voy a morir? ¿Cuándo moriré? ¿Me recordarán aquellos a los que amé?

 

Ficha de la obra

Dramaturgia: Jean Tardieu

Actúan: Diego de Paula, Federico Falasco

Diseño de escenografía: Sandra Iurcovich

Diseño de luces: Christian Gadea

Realización de escenografia: Duilio Della Pittima

Realización de vestuario: Sandra Iurcovich

Música: The Shirelles, Steve Reich

Asistencia de dirección: Alejandra Endler

Prensa: Carolina Alfonso

Producción: Alejandra Endler

Producción general: George Lewis, Gustavo Maggi

Dirección: George Lewis

EL PORTON DE SANCHEZ - Sánchez de Bustamante 1034

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload