© 2017 Nuria Gómez Belart 

Con las manos atadas

9.7.2017

 

Las relaciones de trabajo son una paradoja en sí misma: se convive la mayor parte de la vida con personas a las que nunca se las llega a conocer fuera de ese ámbito, salvo que ocurra alguna situación que altere el equilibrio en la oficina. Entonces, los vínculos se redefinen en formas impensadas.

 

Con las manos atadas, escrita por Claudia Piñeiro, trata la historia de Elena (Marcela Jove) y Gutiérrez (Pablo Turchi), las víctimas de un robo en una escribanía en la que trabajan. Atados de manos y encerrados en el archivo, ambos personajes conversan toda la noche mientras esperan que alguien llegue a liberarlos.

 

En un espacio intimista brillantemente creado por Guillermo Ghio, los personajes se descubren mutuamente, capa tras capa, hasta llegar a los aspectos más recónditos de sus vidas. A pesar de las visibles diferencias entre una escribana y un archivista, ellos se reconocen en esa lúcida noche fundamental: comparten la soledad, el desamor, los secretos, los miedos, las frustraciones, las fantasías…

 

Aquello que parecía ubicarlos en visiones diametralmente opuestas es lo que permite la unión de los contrarios, y lo que separaban las jerarquías laborales se manifiesta sin sentido cuando las personas se encuentran con las manos atadas.

 

Ficha de la obra

Autoría: Claudia Piñeiro

Actúan: Marcela Jove, Pablo Turchi

Vestuario: Pheonia Veloz

Iluminación: Norberto Portal, Tamara Josefina Turczyn

Peinados: Ale Granados

Espacio escénico: Guillermo Ghio

Banda de sonido: Miguel Rur

Asistencia de dirección: Norberto Portal, Tamara Josefina Turczyn

Selección Musical: Guillermo Ghio

Dirección: Guillermo Ghio

Prensa: Marcos Mutuverría, Duche & Zarate

TEATRO DANDELIÓN - Av. Córdoba 2429 1ero Derecha

 

Esta reseña fue publicada en La Cazuela

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload