© 2017 Nuria Gómez Belart 

El juego que todos jugamos

1.8.2018

Alejandro Jodorowsky es un autor controvertido y vigente, y en esta oportunidad, se presenta en la Argentina una obra que lleva veinticinco años en cartel,

 

en el mundo.

Se trata de una puesta en abismo donde se plantean las realidades individuales de los jóvenes actores que protagonizan El juego que todos jugamos: los temores, los deseos, los fracasos y los logros. En una serie de ejercicios de improvisación, los personajes exponen su crítica sobre el estado que se desenvuelve la humanidad y el estado ideal en el que debería desenvolverse.

El juego que todos jugamos propone una reflexión sobre los comportamientos sociales, donde la solución está en el grado de compromiso que asuma cada uno en este juego siniestro en el que participamos como cultura.

Para los amantes del teatro con estéticas vintage, es una gran oportunidad de viajar en el tiempo pues, en la adaptación de Ernesto Medela, se construye la traba sobre la base de los métodos de improvisación que se utilizaban en la década de los ochenta, los ejercicios dramáticos que se implementaron a finales del siglo XX y las técnicas de composición de discurso que dieron origen a las formas actuales.

 

Ficha de la obra

Autoría: Alejandro Jodorowsky

Actúan: Juan Ignacio Cane, Emmanuel Degracia, Casper Esposito, Alexia Martinovich, Victoria Maurette, Sofia Romano

Vestuario: Vanesa Mascolo

Peinados: Julián Ludueña

Maquillaje: Julián Ludueña

Realización de escenografia: Sergio Muños

Música original: Walter Abud

Asistencia De Producción: Victor Vasconcel

Asistencia de dirección: BeeL

Prensa: TOMMY PASHKUS AGENCIA

Producción general: Guillermo Morant

Coordinación de producción: Juanjo Ubiría

Diseño de coreografia: Maria Eugenia Lausirica

Dirección general: Ernesto Medela

 

Esta reseña se publicó en La Cazuela

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload