© 2017 Nuria Gómez Belart 

Todos, de una manera u otra, vivimos signados por las obsesiones. Algunos las padecen; otros, arremetiendo contra ellas, se convierten en monstruos de su propia conciencia. Mediante un juego de tramas ensambladas, las autoras nos proponen conocer el germen de las ficciones escritas por el mayor exponente de la literatura de terror. Es una pieza teatral en la que un solo personaje relata el recorrido por los círculos de su propio infierno y nos hace partícipes de su obsesión por la mirada ajena: los ojos de un gato, el ojo de un viejo avaro, los ojos de un cuervo que dictan sentencia desde lo alto. «Cuando un loco parece completamente sensato, ya es el momento de ponerle la camisa de fuerza». Edgar Allan Poe, con esta frase, capta la esencia de Miradas que mueren.

Miradas que mueren

Nuria Gómez Belart y Cristina Soncini

Miradas que mueren fue la primera obra coescrita entre ambas autoras. 

Se llevó a escena en mayo de 2015, de la mano de Jorge Guerrero, quien protagonizó a este intrigante personaje.

Para obtener su ejemplar, haga clic aquí.