• NGB

Dragones


Si hay un animal mitológico cargado de simbolismo, este es, sin duda, el dragón. Pleno de ambivalencia, en occidente, el dragón es asociado al pecado original, al mal por naturaleza, a la soberbia, pero también ya desde el Helenismo, el dragón representaba al guardián de tesoros escondidos y era una suerte de obstáculo necesario para madurar.

En Dragones, un ciclo de conciertos sin precedentes, dos instrumentos antiquísimos, el arpa (Atilio Adrián Matteucci) y el gong (Ricardo Toriano), se ensamblan con otros instrumentos y otras disciplinas con la intención de explorar la naturaleza desconcertante de estos seres mitológicos. En juegos de sombra y luz, los sonidos conllevan un camino de aprendizaje y formación, el camino del héroe.

Junto con otros artistas, como el violonchelista Jesse Ahmann y la orfebre argentina Daniela Paola PepeWoll, las imágenes Ciruelo Cabral son protagonistas en el escenario y, en la confluencia del sonido y la imagen, se crea un tiempo mítico, un no-tiempo, en el que se desarrolla una atmósfera tan vanguardista como fiel a las tradiciones más antiguas. Dragones, es un viaje sinestésico en el que la fantasía se redimensiona en múltiples expresiones que conducen al público a experimentar la maravilla sonora que permite el ensamble perfecto entre la sombra y la luz.

Ficha de la obra Intérpretes: Jesse Ahmann, Atilio Adrián Matteucci, Daniela Paola PepeWoll, Ricardo Toriano Escenografía: Ciruelo Cabral TEATRO EMPIRE – Hipólito Yrigoyen 1934

Esta reseña se publicó el 19 de septiembre de 2016 en La Cazuela


0 vistas

© 2020 Nuria Gómez Belart