• NGB

Club Capo Cabana


Las plumas, la purpurina, los trajes de mostacilla y los musicales fueron un rasgo definitorio de los espectáculos de cabaret de todo el mundo. A esos rasgos, acá en Buenos Aires, es necesario incluir la cuestión del transformismo. Esto es así desde la década del ochenta, cuando un artista francés revolucionó la estructura del cabaret porteño: Jean François Casanovas, quien falleció hace poco menos de un año.

El grupo Caviar, fundado por Casanovas, aún hoy continúa sorprendiendo al público de la mano de Walter Soares, quien decidió continuar con la labor del bailarín francés preservando una estética única en su tipo, la de los cabarets porteños, y formando nuevas generaciones de artistas con esta impronta.

Club Capo Cabana, creado y dirigido por Soares, presenta, en el Maipo Kabaret, una sucesión ininterrumpida de cuadros musicales plenos de humor y destreza física. Con el glamour tan característico del grupo Caviar, presentan algunos cuadros clásicos reversionados con una estética actual, como, por ejemplo, el número de Tita Merello conquista a la platea con su voz o el de la secretaria, con la música de Leroy Anderson.

La producción es imponente, como siempre lo fue en los espectáculos de Caviar, con el agregado de que todo, desde el vestuario hasta el diseño de las coreografías, es creado por los miembros del grupo. Caviar se construye desde los detalles.

Hacia el final del show, por primera vez en la historia de Caviar, un artista habla con su propia voz e interactúa con el público. Walter Soares, con un sobretodo y una peluca de pelo natural, que creo haber visto en algún personaje encarnado hace tiempo por Casanovas, cuenta la historia del grupo y hace un homenaje a su fundador.

Caviar nos cambió la vida a muchos porteños: a muchos nos enseñó a amar el cabaret al que tanto denostan los pacatos, a muchos nos abrió la mente ante una nueva forma de hacer arte. Sería una picardía perderse la oportunidad de conocer o reencontrarse con esta forma de hacer teatro, porque este grupo, que comenzó hace más de treinta años, todavía hoy deja una huella en el corazón de la gente y sigue haciendo historia.

Ficha de la obra Dirección: Walter Soares Actúa: Grupo Caviar Prensa: Duche & Zárate MAIPO KABARET – Esmeralda 449

Esta reseña se publicó el 27 de abril de 2016 en La Cazuela


0 vistas

© 2020 Nuria Gómez Belart