© 2020 Nuria Gómez Belart 

  • NGB

Todas las minorías descansan sobre sus mártires


El culto al cuerpo ha hecho de nuestra sociedad un mundo de exclusiones: la obesidad, las arrugas, la feminidad en un ser masculino o la forma inversa, son todos pretextos para marginar o descartar aquello que no es bello de acuerdo con los cánones.

Todas las minorías descansan sobre sus mártires, de Juan Crespo es un espectáculo que forma parte del Ciclo 4000 Caracteres Vol. II. En un gesto de hartazgo, una mujer desarrolla un manifiesto, una suerte de declamación sobre sí misma. Se trata de una muchacha con algunos kilos de más, condenada a una eternidad en una bicicleta fija. Un traductor acerca a la escena lo representado en el discurso de la muchacha, y un tecladista acompaña la voz de la protagonista con la música de Donna Summer, Los redondos, Radiohead…

La belleza del cuerpo, la imagen perfecta, nacieron como estrategias para encontrar a alguien a quien amar. La distorsión, la exacerbación de lo físico, se convierte en una tortura para los mártires que enamoran con otros recursos, aquellos que son una minoría masiva, aunque no lo parezca.

Ficha de la obra Dramaturgia: Juan Crespo Actúan: Facundo Beret, Juan Crespo, Mara Teit Dirección: Juan Crespo VERA VERA TEATRO – Vera 108

Esta reseña se publicó el 15 de julio de 2016 en La Cazuela


0 vistas