• NGB

Mujeres de 60


La vejez… el fantasma que acosa a cuanta persona transita por este mundo es el disparador para muchas piezas teatrales: tragedias, dramas satíricos, sainetes, obras de grotesco, teatro del absurdo y tantos otros formatos han sido el marco para que los dramaturgos canalicen el temor compartido sobre la pandemia de lo inevitable.

En esta oportunidad, tras los éxitos cosechados durante siete años con Mujeres de 50, Liliana Pécora redobla la apuesta con una nueva década.

Basada en el libro de Hilda Levy y Daniela Di Segni, Mujeres de 60 es un espejo de la psicología femenina que refleja con mucho humor el mundo de las mujeres que ya pasaron la etapa en que las demandas de los hijos son de tiempo completo —los pañales, el jardín, la escuela, las reuniones de padres, la secundaria, la facultad…—.

Contra toda ilusión, los hijos continúan con sus demandas, ahora, por el cuidado de los nietos, pero a ellos se les suman los padres o suegros, que ya mayores, exigen cuidados especiales, y la propia naturaleza de querer tener una vida activa enfocada en los propios intereses.

La obra se articula en dos espacios: el mundo privado, donde Viviana –en la piel de Liliana Pécora— debe ocuparse de ella misma, los cuidados del cuerpo, las amenazas de la ley de gravedad, las arrugas; y el mundo social, que aquí se presenta en un «shower tea», un festejo que organizan sus amigas para homenajearla porque nuevamente será suegra.

Todos los personajes son encarnados por la misma Liliana Pécora, quien, con recursos corporales —gestos, posturas— y, a veces, algo de vestuario, se transforma por completo en escena. Con un estilo que emula en parte a Niní Marshall, Pécora interpreta las diferentes voces que componen el entramado social del mundo femenino y los dramas que viven aquellas que pasaron la barrera de los sesenta años: la jubilación, el mundo tecnológico, los nietos hiperactivos, los geriátricos donde están los padres, las dentaduras postizas, los vellos que salen en lugares impensados, las estrategias de seducción para los hombres que solo quieren relaciones casuales y todo lo que ella misma llama «las nuevas desventuras de la edad».

El problema que surge, ante este panorama, es que, a los sesenta, una mujer está llena de energía, quiere salir, divertirse y hacer todo lo que postergó por la maternidad y otras responsabilidades. Los prejuicios de la edad son un obstáculo por vencer, pero, con actitud, todo puede resolverse. Es más, si alguna vez tuvo valor la expresión «Juventud, divino tesoro», con Mujeres de 60 se termina por derrumbar. En última instancia, la juventud no es más que un defecto que se corrige con los años.

Ficha de la obra Autoría: Hilda Levy Adaptación: Liliana Pécora Actúan: Liliana Pécora Voz en Off: Carlo Argento, Verónica Diaz Benavente, Claudio Pazos, Francisco Pesqueira, Laura Tilve Vestuario: Soledad Arabito, Gabriela Filici Diseño de escenografía: Gladys Durán Realización de escenografia: Andrés Ceriani, Georgina Clur, Gladys Durán Operación de sonido: Alicia Nakano Asistente de producción: Andrea Widerker Asistencia de dirección: Alicia Nakano Prensa: Tehagolaprensa Coreografía: Laura Tilve Dirección: Liliana Pécora Web: http://www.mujeresde60.com/ ACTORS STUDIO TEATRO – Diaz Velez 3842

Esta reseña se publicó el 4 de marzo de 2016 en La Cazuela


0 vistas

© 2020 Nuria Gómez Belart