• NGB

La noche justo antes de los bosques


La noche se dispone a lo imprevisible, y, en la oscuridad, un hombre busca un futuro que le fue robado. Es un extranjero de sí mismo. No tiene trabajo ni dinero; no tiene hogar; solo sus palabras.

La obra, que forma parte del Festival Temporada Alta 2017, se desarrolla en una peripecia por la calle, y curiosamente, como si el clima estuviera dispuesto para la obra, llovió como en el escrito de Bernard Marie Koltès, autor de La noche justo antes de los bosques. La soledad se revela como un desierto, y se vuelve protagonista la angustia de mantenerse en pie, respirando, sosteniendo la conversación.

En algún momento, en su carrera por sobrevivir, el personaje descubre que todo está mal: trabajar en la fábrica no es vida, y, entonces, propone cuestionarlo todo frente a los múltiples espejos que gatillan su atormentado espíritu. Obligado a vagar eternamente y condenado al desprecio de la gente, este personaje, brillantemente interpretado por Oscar Muñoz, habla sin poder quedarse quieto. Habla de todo: del poder, del amor, de la identidad, del silencio. Busca compartir sus ideas, sus planes revolucionarios, su visión sobre «ellos», los que pactan, los que se someten o los que aprovechan la oportunidad.

En el trayecto de liberación de semejante carga emocional, el personaje puede explorar otros temas más profundos, como el amor, las ilusiones frustradas, la necesidad de un «otro» dispuesto a escuchar, y la travesía a lo más íntimo del ser se transforma en una elegía, una metáfora absurda de denuncia, un desesperado reencuentro con lo importante.

Crear en el mundo literario de Koltès es un desafío, porque el texto se compone en un fluir de la conciencia, sin marcas que condicionen el discurso del actor y los cambios de espacios hacen que la obra se resignifique constantemente. Cada charla entre el personaje y el público es única, y, por lo tanto, como la naturaleza humana, imprevisible.

Ficha de la obra Autoría: Bernard Marie Koltès Actúan: Oscar Muñoz Vestuario: Roger Orra Espacio escénico: Roger Orra Visuales: Lydia Cazorla Asistencia de dirección: Joan Albinyana Producción ejecutiva: Joan Albinyana, Oscar Muñoz, Roberto Romei Dirección: Roberto Romei

TIMBRE 4 - Boedo 640

Esta reseña se publicó en La Cazuela


0 vistas

© 2020 Nuria Gómez Belart