© 2020 Nuria Gómez Belart 

  • NGB

Enrique IV


Luigi Pirandello dijo alguna vez que los seres humanos vivimos tras una mascarada, y sin saberlo, nos creemos ser.

Si bien es un autor muy querido por los argentinos, son pocas las oportunidades en que podemos ver en Buenos Aires una obra de Pirandello, pero, su dramaturgia vuelve a la escena porteña de la mano del director Sergio Grimblat, con un Enrique IV de unos muy llamativos ojos azules, de esos que denudan a quien los mire fijo.

Un personaje del siglo XI, el emperador Enrique IV, es el alter ego de quien cae de un caballo, se golpea la cabeza y decide evadirse de la realidad para toda la vida. Todos actúan para él una farsa. Tras dos décadas del accidente, un sobrino del dicente Enrique IV busca poner fin a tanto delirio con la ayuda de un alienista y algunos testigos del suceso.

Con la sorprendente actuación de Juan Pablo Sierra, Enrique IV plantea los dilemas más terribles de la humanidad: el ser o el parecer, vivir en la locura o sobrevivir en la cordura, reconocerse uno o asumirse otro, todo se funde en la mascarada de la identidad que, a veces, es apariencia y, a veces, es la cruel realidad.

Ficha de la obra Autoría: Luigi Pirandello Actúan: Juan Pablo Sierra, Bárbara Irisarri, Rubén Dellarossa, Eduardo Véliz, Juan Pablo Cappellotti, Federico Grinbank, Federico Lombardía, Constanza Cardillo, Constanza Cardillo, Lautaro Álvarez, Jorge Landaco Diseño de Vestuario: Valentina Remenik Diseño de Escenografía: Magali Acha Diseño de Iluminación: Julio A. López Caracterización: Romina Ponce Producción Ejecutiva: Pato Rébora Prensa: TEHAGOLAPRENSA Asistencia de Dirección: Julieta Cantero Dirección: Sergio Grimblat