• NGB

Ciclo biorrelatos


Las tragedias de la vida implican múltiples consecuencias, y cuando existe un corazón bien dispuesto, todo sufrimiento puede transformarse en el impulso de la creación artística. En un ciclo de biorrelatos creado por Ana Padovani, grandes figuras del Teatro y la Literatura son los protagonistas de una aventura que no escribieron.

Padovani define «biorrelatos» la forma particular de contar la vida de un artista y aquellos aspectos de su trayectoria que lo hicieron brillar en el transcurrir de la historia. Niní Marshall, Roberto Arlt, Alfonsina Storni y tantos otros son reflejo del pasado y han dejado su arte como legado de una cultura. El ciclo de biorrelatos, en un movimiento pendular entre la realidad y la ficción, busca recrear la historia de vida y darle un sentido actual a aquello que marcaron sus huellas.

La escena no necesita más que unos pocos elementos para recrear el pasado en el que vivieron estos artistas. Ellos vuelven a la vida a través de las palabras de Ana Padovani, quien abre la puerta a la vida íntima de cada uno de ellos.

Durante los últimos meses, en encuentros diferentes, la vida de Horacio Quiroga y de Alfonsina Storni han sido rememoradas, así como sus producciones. Se dice que hubo un vínculo muy particular entre ellos, y quizá, esa haya sido la razón por la cual aparecieron ambos durante el mismo mes, pero de esa relación poco se sabe y todo se supone.

Horacio Quiroga fue, ante todo, un habilidoso. La vida lo marcó a través de la muerte. Vio partir a muchos seres queridos: amigos, familiares, su esposa… En algunos casos fue responsable de esas pérdidas, y aun así, las tragedias lo llevaron a vivir con intensidad cada momento. La exuberancia de la selva misionera lo cautivó y fue la razón por la cual se trasladó a Misiones.

La selva lo transformó en un hombre intenso. Aunque no era atractivo ni galante, había algo en él que producía fascinación, sobre todo en las mujeres más jóvenes, y en muchos casos esa fascinación era correspondida, pero la rigidez de su comportamiento hacía que las relaciones de pareja y de familia fueran difíciles de llevar adelante, sobre todo, para los otros.

Aunque uno quisiera escuchar miles por siempre los cuentos de Horacio Quiroga, Ana Padovani, relata algunos como para ilustrar la belleza cruel de su escritura.

Por su parte, Alfonsina Storni es presentada como una mujer que después de mucho esfuerzo personal, consiguió aquello que muchas buscaban: la libertad. Storni se destacó por su modo particular de superar los prejuicios de la época y el modo en que pudo disponer de su destino. Como Quiroga, se dedicó, en parte, a la docencia, pero su legado perdura en su poesía y en sus escritos periodísticos en los que ponía en evidencia y cuestionaba los vicios de esa sociedad tan patriarcal como pacata.

Cuando Padovani relata las vidas de estas grandes figuras, ante todo, expone que el artista no es solo su obra escrita. Las palabras cuidadosamente elegidas, el ritmo de las frases, la temática de cada obra son el modo en que trasciende no solo un escritor, sino un ser humano que transitó experiencias, saberes y emociones. Por eso, su nombre y su estampa merecen ser rememorados por su pluma, aquella que le dio a nuestra cultura el sello tan particular que nos define.

Ficha de la obra

Idea: Ana Padovani

Texto: Ana Padovani

Actúan: Ana Padovani

CELCIT - Moreno 431


© 2020 Nuria Gómez Belart