• NGB

FAUSTO CRIOLLO. Una ópera satánica, fatídica y telúrica


«Como a eso de la oración, aura cuatro o cinco noches, vide una fila de coches contra el tiatro de Colón», así comienza el relato del gaucho Anastasio «El Pollo», quien tuvo el honor de asistir a una representación de la célebre ópera francesa Fausto.

Se dice que la historia surgió de una suerte de apuesta, Estanislao del Campo había asistido al estreno del Fausto, de Gounod, y tras la representación escribió el diálogo entre Anastasio «El Pollo» y su amigo Laguna. Allí se cuentan las impresiones del gaucho con cierta mirada ingenua, pero pícara a la vez.

Durante años se ha tratado de llevar a escena la maravillosa historia de estos gauchos, pero resulta compleja la puesta en escena por la dificultad propia de la narración. Sin embargo, Mariano Cossa, junto con Mario Esteban y un grupo de artistas de excelencia, no solo superaron los obstáculos que impone la obra, sino que convirtieron el Fausto Criollo en un espectáculo folclórico operístico para títeres, octeto vocal y trío telúrico.

En un teatrino que recrea la estética del Colón de la ciudad de Buenos Aires, los dos gauchos, desde los palcos, dialogan sobre la experiencia inolvidable de Anastasio «El Pollo». Con títeres representantes de la fauna de la pampa, la historia se desarrolla en una atmósfera musical sorprendente. El relato se transforma y el público queda maravillado ante la calidad artística tanto de los músicos como de los actores y los titiriteros.

El amor, la ambición, el costo de las malas decisiones, la pregunta sobre el destino inexorable. Entre tragos de aguardiente y caras de sorpresa, los gauchos conversan sobre los grandes temas de la vida, y resulta imposible a los espectadores no enamorarse de esta versión tan dulce de una pieza fundamental para la Literatura Argentina.

Ficha de la obra: Autor: Estanislao del Campo Música original, adaptación del texto: Mario Esteban. Diseño de personajes y escenarios: Rodrigo Milanesio. Titiriteros: Sandra Antman, Ema Fernández Peyla, Mariano Cossa, Miguel Rur. Músicos: Melina Salem (Soprano), Carolina Fernández (Soprano), Analía Castro (Contralto), Lorena Rojas (Contralto), Mario Esteban (Tenor), Jonathan Tótoro (Tenor), Lautaro Nolli (Barítono), Walter Uranga (Bajo), Lucho Sellan (Guitarrista), Damián Tepman (Pianista), Nicolás Tindiglia (Percusionista) Diseño de puesta y dispositivo escénico: Sandra Antman, Ema Fernández Peyla, Mariano Cossa, Gerardo Porión. Diseño y realización de títeres y escenarios: Gerardo Porión. Realización de utilería: Ema Fernández Peyla, Sandra Antman, Miguel Rur, Gerardo Porión. Asistente de realización: Graciela Méndez. Realización de escenografía: Facundo Guerreschi. Diseño de iluminación: Leandra Rodríguez. Asistente de dirección:Leandro Fernández Asistencia de producción: Lorena Rojas Prensa: TEHAGOLAPRENSA Producción ejecutiva: Mariano Cossa, Mario Esteban, Gerardo Porión, Sandra Antman, Ema Fernandez Peyla. Dirección musical: Mario Esteban

Esta reseña se publicó en La Cazuela Dirección general: Mariano Cossa.


0 vistas

© 2020 Nuria Gómez Belart