• NGB

La pasión según Lorca


«¡Que no quiero verla! / Que mi recuerdo se quema. / ¡Avisad a los jazmines / con su blancura pequeña!». Las palabras de Lorca se reconocen desde la distancia por su aire del sur, la tonada con sabor a olivar y su pasión de roja granada.

Con este espíritu se compuso La pasión según Lorca, de María Inés Azzarri, Carolina Baigorria, Mariela Maehokama, una pieza donde confluyen ciertos rasgos biográficos, la trama de «La casa de Bernarda Alba», algunos poemas y otros escritos del gran Federico García Lorca, ambientados con la música de Alberto Jiménez.

El poeta es encarnado por Fernando Atias, quien asume por momentos el papel de narrador, pero también se sumerge en la ficción creada a través de sus palabras, donde, también, las mujeres del mundo poético son llevadas a escena en la piel de Eloísa Colussi y Mariela Verde. Desde la remembranza, Lorca describe el espacio femenino focalizándose en la intimidad de los personajes, sobre todo, en la imposibilidad de amar, sea por la propia naturaleza, sea por la imposición de familiar, sea por preservar el honor y la honra.

Como en la poética de Lorca, la muerte está presente en escena de comienzo a fin. El escenario y la vestimenta, el fusilamiento con que se da inicio a la obra, todo está teñido de negro luto que contrasta con las actuaciones viscerales de los artistas.

Sangre, música y poesía son la síntesis que compone La pasión según Lorca, una obra para disfrutar de buena música sevillana, palabras de gran belleza y el recuerdo ardiente de Federico García Lorca.

Ficha de la obra Dramaturgia: María Inés Azzarri, Carolina Baigorria, Mariela Maehokama Actúan: Fernando Atias, Eloísa Colussi, Mariela Verde Músicos: Alberto Jiménez Vestuario: María Inés Azzarri Iluminación: Ariel Bottor Realización de vestuario: Allegra Dee Música original: Alberto Jiménez Prensa: Kazeta Prensa Producción ejecutiva: Mariana Zarnicki Puesta en escena: María Inés Azzarri Dirección: María Inés Azzarri NOAVESTRUZ ESPACIO DE CULTURA Humboldt 1857

Esta reseña se publicó en La Cazuela


0 vistas

© 2020 Nuria Gómez Belart