• NGB

Ataúdes


Uno de los tópicos preferidos del Renacimiento y el Humanismo ha sido el de la muerte igualadora. La segmentación que se padece en este mundo, en esta vida, se pagan con el único acto de justicia: la muerte. Sin embargo, esa imagen ha decaído en nuestro tiempo, pues, algunos son más iguales que otros, incluso, en el más allá. La idea de «Los muertos, al cajón, y los vivos, al fiestón» no aplica en este caso, pues todo continúa en el ultramundo.

Ataúdes, escrita y protagonizada por Gustavo Lencina, es la historia de Rodolfo Cuadrado, un pobre cadáver que fue sepultado en un pabellón junto con otros tres: un letrado, el Licenciado Vicente Viola Luna; una muerta de alta alcurnia, la Dra. Beatriz Pilar del Muelle, y una figura escandalosa y mediática en vida, la estrella pop Cynthia Profana.

La obra presenta, en tono grotesco y, a veces, absurdo, dos temáticas que articulan en la cotidianeidad del descanso eterno. Por un lado, los rumores de que el cementerio está a punto de ser arrasado para construir un centro comercial aterra a los cuatro difuntos, en especial, porque el tren que les permite ascender al más allá, requiere de cierta burocracia para la que no todos califican. Por otro lado, la ruptura idílica de lo que culturalmente se prefigura sobre la trascendencia.

Ataúdes invita a reflexionar desde la risa sobre aquellas fantasías que muchos tienen sobre la vida después de la muerte, la presunción de que, en el más allá, las personas cambian y se comportan de una manera más acorde con lo celestial. Los personajes sufren, se divierten, descubren que la muerte es más de lo mismo y que muerto el perro no se acaba la rabia, sino que lo acompaña al más allá y lo sigue devorando hasta el fin de los días.

Ficha de la obra

Autoría: Gustavo Lencina

Actúan: Maria Martha Ciccarella, Gustavo Lencina, Patricia Rey, Jose Maria Rodriguez

Diseño de escenografía: Marcelo Valiente

Realización de escenografia: Tamara Romero

Asistencia general: Dalia Goldman

Dirección: Julián Howard

TEMPLUM - Ayacucho 318

Esta reseña se publicó en La cazuela


0 vistas

© 2020 Nuria Gómez Belart