• NGB

Sueños de Café


El café se ha convertido en un sello indiscutido de la cultura porteña. Rubén Darío decía que una buena taza de su negro licor, bien preparado, contiene tantos problemas y tantos poemas como una botella de tinta.

Alberto Madín se inspiró en el Hombrecito de Pais y Torchelli, y creó Sueños de Café, una obra que trata de un encuentro casual de dos desconocidos (Rolando Alvar, Roberto Luber) que conversan sobre un incidente. El diálogo los conduce a lugares insospechados. Sus gustos por la música nacen en una discusión más que frecuente en la cultura del bar porteño, y permite el despliegue de historias que llevaron a cada uno de los personajes a ser como son ahora.

Gardel, Pedro Vargas, Eydie Gormé y Sandro y tantos otros artistas del tango y del bolero se manifiestan en escena gracias a estos dos personajes que, en el transcurso de la conversación, se harán amigos y colaborarán, el uno con el otro, para alcanzar sus sueños.

Sueños de Café es una dulce historia, llena de humor y de emociones. La obra gira en torno al problema de no permitirse ser quien uno quisiera ser, ya sea por el temor al qué dirán o por fracasar en el intento. Es una muy linda reflexión que valora la amistad desde ese lugar tan nuestro: el diálogo con una taza de café en la mano.

Ficha de la obra

Autoría: Alberto Madín

Actúan: Rolando Alvar, Roberto Luber

Asistencia de dirección: Ricardo De Garay

Prensa: Tehagolaprensa

Producción ejecutiva: Roberto Schverdfinger

Puesta en escena: Alberto Madín

Dirección: Alberto Madín

BORGES 1975 - Borges 1975

Esta reseña se publicó en La Cazuela


0 vistas

© 2020 Nuria Gómez Belart