• Nuria Gómez Belart

Sombras sobre vidrio esmerilado


«Sombras sobre vidrio esmerilado», de Juan José Saer, relato que, originalmente, estaba incluido en Unidad de Lugar (1966), plantea la sobredimensión de lo pequeño en la vida cotidiana, pero Irina Alonso lo elevó hasta lo impensado en su versión teatral sobre este relato. Desde el punto de vista argumental, la historia es muy simple: Adelina Flores es una mujer ya grande y es poeta. Publicó tres libros de poemas, y nada más. Todo lo que ocurre en escena son simples observaciones sobre lo que hace su cuñado en el baño, lucubraciones sobre lo que puede estar haciendo su hermana y un fluir de pensamientos de los que afloran los recuerdos más tormentosos.

La escena se desarrolla en una tarde sofocante de verano, y, como si fuera un ovillo que se deshace, Adelina Flores transita recuerdos vívidos que dan cuenta de su existencia. El pasado la configura, la convirtió en una mujer sola, a pesar de estar acompañada. Hay un juego interesante entre una aparente dureza en las emociones que podrían explicar lo que subyace: la fragilidad de una mujer que no fue amada, que no se animó a experimentar ciertas cosas, que cumplió con lo que se esperaba de ella, que está ahogada en el deber ser.

En una conversación monologada, el público es testigo del sufrimiento silencioso que la acompaña tras haber postergado casi su vida entera en favor de ciertas costumbres obsoletas de las familias bien. Ser y parecer, en algún punto, se asimilaron y así se trazó el destino solitario de la protagonista, que sigue sentada en un sillón junto a una mesita, con un pequeño cuaderno para anotar las ideas, en un espacio tan antiguo y distante como pulcro.

Sombras sobre vidrio esmerilado indaga sobre el espacio y el cuerpo femenino. Explora el universo que habita en una persona ante un mundo caótico, ante una cultura donde la mujer queda relegada si no cumple con las tradiciones y un ahora incierto donde todo puede percibirse como la sombra de lo que pudo ser.

Un pequeño gesto, algunos recuerdos y una mujer que quiso ser amada, y transforma su calvario cotidiano en un relato pleno de magnificencia.


Ficha de la obra

Autoría: Juan José Saer

Versión: Irina Alonso

Actúan: Irina Alonso

Vestuario: Dany Torta

Diseño de luces: Eduardo Espíndola

Puesta en escena: Irina Alonso

CELCIT - Moreno 431 (mapa)

© 2020 Nuria Gómez Belart